Rodrigo Solo: La música venezolana no es nada más urbana y reggaeton

Residenciado en la ciudad de Miami, el músico comparte tres proyectos paralelos con los que proyecta un optimismo artístico de sus inicios adolescente y le imprime madurez a su rol dentro del entretenimiento.

255
Rodrigo Solo
Rodrigo Solo

Por William Padrón / @williampadron

Hace quince años que Rodrigo Gonsalves, cabello largo e ímpetu devorador, transitaba por antros caraqueños, entre una audiencia que no superaba las 50 personas, buscando una oportunidad con su banda Viniloversus. Hasta que en el 2006 ganan el Festival Nuevas, convirtiéndose en abanderados de una generación musical que trascendió barreras y se encuentran en todo el mundo girando.

Hace un lustro debutó como cantautor en solitario bajo el nombre de Rodrigo Solo, presentando su álbum debut No Estás Solo (2015). Ya lleva cinco discos editados con Viniloversus  y otro proyecto paralelo bajo el nombre de Arawato, ambas agrupaciones obteniendo nominaciones al Latin Grammy.

Casado y con dos hijos, el músico residenciado en Miami, trabaja para el canal TVV Noticias de esa ciudad, agitando a ratos el sosiego de una vida normal para volver al optimismo artístico de su fase musical, como un adolescente en búsqueda de nuevas emociones. Rodrigo es meticuloso, algunos podrían decir que es terco cuando se trata de trazarse una meta. La perseverancia le ha jugado a favor estos años y de ahí que el combustible creativo acelere su marcha en cualquiera de sus proyectos.

La sobriedad de Rodrigo Solo parece descubrir un lado más humano y emocional dentro de las aristas de tu carrera ¿Acaso es una manera de tomar el control de tus impulsos musicales?

Es bastante acertada. Definitivamente salió como una manera de desahogar un poco esas tendencias musicales que no iban amarradas al concepto de Viniloversus que, al final del día, es una banda de rock and roll y proyecto que comparto con otras tres cabezas. A mí me gustaba la idea de explorar en solitario y ver hasta donde llegaban en mi cabeza. Esa idea de experimentar el proceso de composición en solitario versus el proceso de composición con otras personas y también entender que el proyecto se presta para hacer música distinta a la que hago con los otros proyectos, era algo que me llamaba la atención, era algo como una licencia para matar y no necesariamente para perjudicar un proyecto ya establecido, con un audiencia ya establecida que iba a poder sentirse abandonada si cambiábamos de dirección y empezábamos a hacer algo como lo que yo hice en mi proyecto Rodrigo Solo… tampoco sé si la banda hubiese querido ir en esa dirección.

– Más allá de lo musical tu creatividad te ha llevado a estar al frente de un canal de tv como Gerente de Mercadeo en Miami ¿Qué tipo de retos consigues en es faceta?

– Me ha motivado para aprender sobre un área nueva, fuera de la música. Sigue estando dentro de la palestra del entretenimiento, pero esta vez más enfocado en el área audiovisual, algo que tengo años explorando y desarrollando con mi propia productora audiovisual Point Media Label.

En esta ocasión me ha tocado enfocarme en una audiencia y una demográfica particular y eso ha sido un aprendizaje. Siempre he estado en busca de no limitarme a un solo concepto o a una sola etiqueta de solo ser músico, especialmente estos últimos años que me ha tocado desarrollar distintas facetas en mi vida, no solo en lo laboral sino en lo personal, convirtiéndome en padre.

Esa apertura es muy sana, ayuda a que uno crezca y no se limite a pensar que uno solo puede hacer una sola cosa.

La música es y siempre será parte de mi vida, pero este trabajo con un canal de televisión ha sido una oportunidad para expandir otra parte de mi cerebro que no sabia que tenia la capacidad de desarrollar y que definitivamente ha sido una experiencia grata. Me ha dado entender sobre procesos dentro del área del entretenimiento que no tienen nada que ver con la música y eso lo puedo aplicar a mi carrera musical.

– De la inmediatez de Viniloversus en “Directo al grano” o “Dos Secretos” en tus inicios, al compromiso amoroso como solista en “Alfileres”, hay un recorrido sustancial ¿Cómo es ahora el Rodrigo padre a la hora de sentarse en la hoja de composición?

– El proceso sigue siendo el mismo a pesar de que ha habido una evolución en la manera en la que compongo o el resultado de las composiciones. El proceso de sentarse con lápiz en mano y guitarra, a escribir letras, buscar melodías, ideas, sigue siendo el mismo, una búsqueda constante de tratar de aterrizar ideas. Esa parte del proceso realmente no ha cambiado mucho. Supongo que lo que ha cambiado ha sido las cosas que pasan por mi cabeza y cómo les doy vida en canciones. Eso es lo que ha marcado la diferencia mas que todo. Buscar siempre que se sientan auténticas, esa ha sido la regla número 1. Escribir “Dos Secretos” o “Directo al grano” en este momento, a mis 33 años, no sé si podría hacerlo, no se sentiría auténtico para este momento de mi vida. En aquel momento estaba siendo honesto con las cosas que estaba pensando.

– La diáspora venezolana también ha traído escenarios positivos para la música, ha puesto a las bandas de tu generación a girar en diferentes escenarios internacionales ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción para ti cómo músico tocando fuera?

– Hemos tenido la oportunidad de tocar en lugares como Chile, Argentina, México, Colombia y de verdad que hemos sido bien recibidos y nos llena de orgullo. Nos hace muy felices saber que no son solo venezolanos, sino personas de distintas culturas por tener contacto con estos venezolanos a los que les ha tocado emigrar. Somos muchas bandas las que hemos dado de qué hablar en la escena latinoamericana. He tenido la oportunidad de estar nominado al Grammy con dos proyectos distintos, algo que me llena de orgullo porque no me lo esperaba y dice mucho sobre la escena musical venezolana y el poder que tiene dentro de la escena alternativa, no por mis nominaciones, sino por el hecho de que siempre hay la presencia de un artista venezolano en las nominaciones a los Grammy Latino, en diferentes escenarios latinoamericanos, sus giras son increíbles. Me siento orgulloso por eso. La música venezolana que llega al mundo no es nada más urbano y reggaetón, sino el buen rock and roll y eso me llena de orgullo.

– En materia musical, ya sea con Viniloversus, Arawato o como solista ¿Qué hay preparado para este 2020?

Estamos preparando otro estreno de Arawato. Trabajando en el sexto disco de Viniloversus, está en el horno y estamos haciendo la clásica tormenta de ideas. No sé si esté listo para este 2020. Rodrigo Solo tiene preparado varios estrenos para este año en formato singles. La idea es compartir esa música en el momento correcto, sin la presión de hacerlo por publicar, sino hacerlo cuando genuinamente se sienta que la canción esta lista.

Lo importante es que sienta correcto y que no lo estás forzando para mantener las publicaciones andando y complacer al algoritmo. La gente piensa que la única manera de mantenerse vigente es publicar constantemente. Creo más en la calidad que en la cantidad y por eso me encuentro en un proceso de analizar muy bien todas las obras, crear con paciencia.

– Este año se cumple una década del disco Si No Nos Mata (2010) con el que fueron nominados al Latin Grammy por primera vez ¿Han pensado en una re-edición o una celebración al respecto?

– Me llena de mucho orgullo. No hemos preparado ninguna celebración como tal pero tal vez saquemos algún disco de edición especial, un vinil. Sería muy interesante hacer algo especial al respecto. Honestamente no hay nada planeado.

–  En retrospectiva, ese movimiento de bandas de tu generación, ahora girando por el mundo ¿cuál consideras que es el principal aporte que dieron a la escena venezolana?

– Mantenerse vigente en el plano internacional y mostrarles a las nuevas generaciones que sí se puede hacer música y se puede ser exitoso con la música a pesar de vivir en un país que no tiene ningún tipo de plataforma o industria musical establecida.

Venezuela la prioridad, obviamente, no es la música, sin embargo, siguen existiendo muchísimos músicos. Siguen existiendo y naciendo bandas que buscan enaltecer el repertorio de la música que proviene de Venezuela. Nuestra generación, su mayor aporte, fue continuar esa cadena, esa historia. Ahora le toca a una nueva generación. La mía se encuentra en un plano más internacional. Todas las personas con las que yo compartía en Venezuela, en su momento y que éramos una escena, ahora se encuentran muchos en México, Argentina, Chile, algunos en Estado Unidos.

– La última vez que tocaste en Venezuela ¿cuál fue la sensación y pensamientos mientras estabas en tarima?

– Cúsica Fest. Fue muy bonito volver a casa después de tres años sin tocar… como dicen los gringos: “Home sweet home”. Estar en casa, tocar con nuestro público y realmente re-encontrarnos con la gente que creció escuchándonos. Muchos chamos que nunca habían visto la banda en vivo, tuvieron la oportunidad de verla por primera vez y definitivamente esa energía estaba presente ese día. Fue muy especial para nosotros.

– La diáspora sirvió para que ustedes experimentaran una faceta internacional entre venezolanos en el mundo ¿Cambiarías ese momento de girar en Latinoamérica por salir de gira solo en Venezuela?

– Tuve la oportunidad de pasearme por todos los estados de Venezuela y las ciudades más importantes con Viniloversus. Fue parte nuestro crecimiento, una etapa en la que realmente pateamos calle y logramos conocer todo el país. Conocí toda Venezuela gracias y me hizo enamorare de mi país, poder ver lo bonito y lo feo, ver lo privilegiado que somos de tener un país que es tan bonito a nivel de recursos naturales, lleno de gente tan especial pero que también está privado de mucha calidad de vida y elementos necesarios para tener una sociedad que se preste para tener más y mejor cultura de conciertos y eventos artísticos. Me gustaría pensar que eso está cambiando, pero requiere de una infraestructura a nivel gubernamental mucho mas seria. Tuve las dos experiencias y no sé sí cambiaría absolutamente nada, cada uno tiene su magia.

– ¿Sientes que tienes una responsabilidad como músico venezolano en el mundo? ¿Cuál ha sido tu aporte? 

– Sí, por lo menos en la escena alternativa. Sí siento la responsabilidad de publicar música que esté a la altura que cada vez el trabajo supere al anterior, aunque no sea visto así en los ojos de la audiencia. A nivel personal tengo que saber que lo que estoy publicando es una evolución y es otra etapa que está hecho con el mismo amor y la misma disciplina por hacer cosas de alta calidad que tenía cuando comencé. Me tomo enserio la disciplina. Mi mayor aporte ha sido ser un ladrillo más en la pared que contribuye al repertorio musical venezolano y que enaltezca al país ante los ojos de la comunidad internacional para que sepan que somos mucho más de lo que se ve en Televisión y que a nivel cultural somos un país muy rico. Esa es la parte del rol musical que me tomo más enserio.

Rodrigo en ARAWATOLa Apertura

Rodrigo en VINILOVERSUS Shiva Feat. Fer Casillas 

RODRIGO SOLOValle de Balas II

Facebook: https://www.facebook.com/rsolorsolo/

Instagram: https://www.instagram.com/rodrigosolo_

Twitter: https://twitter.com/RodrigoSolo_

También te interesará: El Enano: “Ese estigma de rockero lo dejé en Maiquetía”

Facebook Comments